Trucos para ordenar la casa

Ropa que ni siquiera sabes que tienes en el armario, productos de limpieza en la parte de atrás de la cocina, ¿o incluso vergüenza cuando muestras algunas habitaciones de la casa a los visitantes? Hay personas que tienen dificultades para mantener el orden.

¿Por qué? Según Cloti Martínez Peinado, autor del libro “Reorganizarte”, “ordenar es una manera facete a ti mismo y a cómo estás administrando o dia a dia, y luego generalmente no suele gustar. Tomar la decisión de organizar tu entorno es un primer paso para organizar tu vida.

Pero el trastorno no siempre se debe a un problema. Es cierto -continúa este organizador profesional- que todos tenemos nuestro pequeño caos interno, que a veces nos derrota por cansancio, falta de tiempo, falta de voluntad, falta de espacio o falta de gestión. Pero para que ese desorden no nos supere, lo bueno sería hacer un poco más cada día”. Y si crees que no te puede pasar a ti… “Abre cualquier cajón de la cocina o de la oficina y analiza todo lo que allí se guarda”, propone Martínez.

 

  • Hay personas que se tiran y limpian sólo cuando se mueven, otras que encuentran poco tiempo …y otras que nunca encuentran el tiempo y no saben por dónde empezar.

“No sé por dónde empezar” es una frase que escucho mucho, aludiendo a la sensación de perderse y no tener el discernimiento de cuál es el siguiente paso. Representa muy bien el vacío ante el que nos encontramos en una situación en la que no nos sentimos cómodos y que requiere movimiento. Y no es sólo una frase lista para usar, sino que también contiene una de las claves para poner orden en cualquier lugar, incluida la cabeza. La palabra mágica es disparar. Tirarlo como sinónimo de tirarlo, eliminar, donar, donar, donar, donar, reconvertir, rediseñar, reciclar, dar. También hay un método de ordenar y tirar que no falta: estamos hablando de una especie de “formación en la toma de decisiones”, que lleva algún tiempo. Un truco es empezar con lo que no cuesta y luego pasar a la acción. Lo bueno del orden es que cuando empiezas, no quieres parar.

 

  • ¿Es mejor buscar o encontrar un momento determinado?

Lo ideal es que llegues a sentirte en el momento adecuado para poder eliminar parte de tus cosas, pero mi consejo es que no lo dejes para cuando más te convenga. Hazlo, y hazlo ahora. Nunca será mejor para ti que ahora. Encuentra tu lugar y guárdalo, y primero pregúntate si realmente te da suficiente para conservarlo. El mejor método de trabajo es el que aborda cada cuestión de orden cuando surge.

 

  • ¿Cuál sería la “señal de advertencia” de que debe intervenir urgentemente en la cuestión del orden?

Cuando tienes tantos objetos y el caos es tal que pierdes el tiempo buscando cosas. Eso sería suficiente. O cuando alguien viene a visitarte a tu casa y tienes prisa por mostrarte ciertas habitaciones. La confusión no es exactamente acerca de la suciedad, aunque esa es la sensación que causa. Otra señal sería ir a comprar un producto de limpieza y reunirse en casa con tres de ellos, algo que nunca antes habías visto. Los problemas graves, la expansión o acumulación compulsiva, y Diógenes, ya serían un asesoramiento psicológico.

 

  • ¿Es bueno que alguien te esté ayudando?

– Tener la ayuda de alguien puede ser útil. Pero al final es un asunto personal. No guarde las cosas porque son nuevas o porque no las ha usado en absoluto. Sólo hazlo si tienes la intención de usarlos y si te hacen sentir bien.

 

  • ¿El trastorno físico causa los mismos efectos que el digital?

– Sí, lo es. No ocupa espacio, pero el ordenador te ralentiza, por lo que lleva más tiempo realizar ciertas acciones.

 

  • El principio básico del orden, ¿qué es eso?

– Sentido común, lógica, lógica, lógica, lo que dice tu cabeza…. En cuanto a nuestra profesión, la lógica del cliente no es la mía. Tienes que conocerlo, ver lo que realmente necesita desde fuera. El orden es personal, y eso es lo que vale la pena para que él o ella pueda manejar bien su tiempo y energía. Tiene muchas ventajas: el orden da paz y permite que otros aspectos fluyan. Además, gracias a Webs como happyorden podrás encontrar multiples accesorios para ordenar tu hogar.

– Básicamente, en lo que a ti respecta. Para que crezcas en tu poder de decisión cuando lanzas objetos, trajes… El orden comienza con una esquina, un pequeño espacio, tal vez el escritorio, un cajón en el baño, y se hace más grande, se cuida a sí mismo. Al principio, provoca un frenesí interior que no lo deja solo, pero mientras lo cuida, descubre que lo calma, que le ofrece cada vez más paz. No tienes que olvidarlo hasta más tarde. Por orden, como en la vida, todos los pequeños gestos cuentan.

Deja un comentario